Proteja su estanque para el invierno en otoño
© Stefan Körber - Fotolia
El plan de cuidado adecuado
Primero, conviene recordar que el otoño es la mejor época del año para tomar medidas de precaución contra la nieve y la escarcha en su estanque. Por ejemplo, corte los juncos o las hojas de nenúfar. La zona de humedal en torno al estanque también se puede ralear.

Recuerde además que existen varias plantas, como los lotos, que no saldrán indemnes de los duros fríos invernales. Asegúrese de retirar esas plantas del estanque y colocarlas en un cubo de agua en una zona sin escarcha con mucha luz natural.

Otro objetivo de estas medidas de precaución es impedir que demasiada materia orgánica llegue al agua y sea descompuesta por microorganismos. Esto se debe a que tal actividad puede generar gases de fermentación, que reducen notablemente la calidad del agua. Además, el proceso de descomposición agota el oxígeno del que dependen sus peces. Por ello es importante vigilar de cerca las hojas otoñales que caen en el agua.
Retire las hojas del estanque
Aunque la vida vegetal bien arraigada puede conferir un aspecto magnífico al estanque en verano, las hojas que caen en otoño son una verdadera molestia. Las hojas otoñales de tonos intensos que caen al agua quedan depositadas en el fondo del estanque y son descompuestas por microorganismos. Por ello deberá introducir una red para sacar las hojas que flotan en el agua y desecharlas en su montón de compostaje.
Una red para hojas le ahorrará trabajo
Mejor todavía: acondicione su estanque para el invierno instalando una red para hojas. En los estanques pequeños en particular, se trata de una solución estupenda que suprime la necesidad de recoger las hojas cada día. La red ha de colocarse bien tensada cubriendo el estanque, a varios centímetros sobre el agua. En algunos modelos, la red se sujeta con cables o bloques de poliestireno que flotan en la superficie del estanque para impedir que se sumerja en el agua. Algunos fabricantes ofrecen un diseño tipo tienda para que las hojas se deslicen y caigan a un lado del estanque. Dependiendo de la cantidad de hojas caídas, deberá limpiar la red cuando sea preciso. Una vez los árboles hayan perdido todas sus hojas, retire con cuidado la red junto con las hojas que hayan caído en ella.
Elimine el sedimento
Con el tiempo se genera una gruesa capa de sedimento en las áreas más profundas de un estanque de jardín, por lo que la profundidad se reduce gradualmente. No obstante, una profundidad correcta del agua es esencial para la supervivencia de sus peces. Si el estanque pierde demasiada profundidad, el consejo es retirar el sedimento... y el otoño es el momento perfecto para hacerlo. Si su estanque es somero en todas partes, deposite el sedimento con la mano en un cubo y déjelo en el borde del estanque unos días. De este modo, las criaturas minúsculas que viven en él podrán regresar al agua.

También es posible utilizar sistemas de aspiración de estanques para retirar el sedimento de manera más fácil y rápida. Estos dispositivos son necesarios en estanques demasiado profundos para limpiarlos «a mano».

Sin embargo, el método mecánico presenta sus inconvenientes puesto que supone un mayor impacto sobre el ecosistema del estanque y elimina muchos microorganismos que en realidad eran necesarios. Para reducir el daño causado, no se debe retirar la totalidad sino solo parte del sedimento.
Dé un respiro a su bomba de agua
Es necesario quitar las bombas del estanque. De lo contrario podrían helarse cuando el agua se congele. El set de aireación de estanques APK 400 de Tetra es una excepción a esta norma y enriquecerá su estanque con oxígeno incluso durante el invierno, al tiempo que impide que parte de la superficie del agua se congele. Para utilizar esta bomba, instálela de manera que quede lo más protegida posible de los elementos y coloque la piedra difusora bajo la superficie del agua.

Esto es importante habida cuenta del problema general que afecta a las bombas de agua: en invierno, las capas de agua más calientes (donde permanecerán sus peces) se sitúan en el fondo del estanque. Si se intercambian con capas de agua superiores, ¡los animales de su estanque tendrán demasiado frío y los peces podrían morir congelados! Cuando utilice estos sistemas en invierno, instálelos siempre en la zona de agua menos profunda.
LBLAUTHOR: Tetra GmbH
LBLCREATEDAT: 30.11.2016
LBLSOURCE: Gartenteiche (Garden Ponds); Katrin and Frank Hecker, Gräfe und Unzer Verlag, 2013