Plantas de acuario populares
Musgo de Java (Taxiphyllum barbieri)
El musgo de Java es el "chico para todo" de los acuarios. Puede flotar con libertad en el agua o asentarse en piedras o raíces, por lo que podrá plantarlo donde desee. Además, el musgo de Java necesita muy poca luz y tolera una gran variedad de durezas de agua y temperaturas. Esto lo hace idóneo para casi cualquier acuario. Un último apunte: varias especies de musgo adoptan el nombre y se comercializan como "musgo de Java", p.ej. musgo de Singapur (Vesicularia dubyana).
Anubias enanas (Anubias barteri var. nana)
A ser posible, las anubias enanas deben utilizarse como epifitas aunque a veces se plantan también sobre grava. Muchas especies de anubias aceptan bien una luminosidad escasa y no son muy exigentes en lo relativo a dureza del agua y nutrientes. Las anubias enanas se propagan a partir de rizomas (pequeños tallos subterráneos) y son fáciles de sujetar a motivos decorativos. Son originarias de Camerún, y los peces que comen plantas no suelen fijarse en ellas, lo que explica su utilización habitual en acuarios de cíclidos.
Trompeta de Wendt (Cryptocoryne wendtii)
La trompeta de Wendt procede de Sri Lanka y crece hasta alcanzar los 30 cm de altura. Es una planta robusta con forma de rosetón que florece con poca luz y admite múltiples niveles de dureza del agua. Esta planta de crecimiento rápido es válida para la mayoría de acuarios, en especial los recién instalados, pues rellena los huecos con rapidez. Además se ofrece en diferentes formas y colores.
Zostera marina (Vallisneria spec.)
Su forma alta y esbelta convierte a la zostera marina en la planta idónea para la parte posterior de acuarios grandes. ¡Sin embargo, tenga cuidado siempre al elegir especies específicas o variedades cultivadas, porque las hojas de algunas plantas puede alcanzar los 150 cm de longitud! La zostera marina se propaga activamente mediante brotes y a veces necesita que le pongan límites, pues de lo contrario llegaría a ocupar todo el acuario. Admite bien las condiciones de luz escasa y puede crecer en suelo arenoso. Por último pero no por ello menos importante, es una de las plantas incluidas en el surtido estándar de muchas tiendas especializadas, puesto que crece incluso en agua dura.
Diversas plantas de tallo
Existe una gran variedad de plantas de tallo muy atractivas que embellecen notablemente los acuarios gracias a la forma de sus hojas o su colorido. Algunos ejemplos de las plantas de tallo más conocidas incluyen especies de los géneros bacoba (Bacoba), milenrama de agua (Myriophyllum), higro (Hygrophila), ambulia (Limnophila), ludwigia (Ludwigia) y rotala (Rotala).  Antes de comprar plantas de tallo, verifique siempre sus necesidades en cuanto a calidad del agua y luminosidad. La mayoría crecen deprisa y requieren una poda ocasional para evitar que crezcan demasiado. A menudo es posible replantar secciones podadas como esquejes.  Las plantas de tallo se suelen comercializar y plantar en manojos, por lo que son una elección perfecta en la primera instalación de un acuario gracias a su crecimiento rápido.
Helecho de Sumatra (Ceratopteris thalictroides)
El helecho de Sumatra se encuentra en aguas tropicales de todo el mundo, y es también una elección popular entre los acuaristas. Tiene forma de rosetón, crece rápidamente y requiere una cantidad de luz media a alta. También puede flotar sobre la superficie del agua, aunque para ello necesita una temperatura mínima de 22 grados.
Bolas de musgo japonés (Aegagropila linnaei)
Por lo general no nos gustan las algas en el acuario, pero estas bolas de algas decorativas de crecimiento muy lento son definitivamente la excepción. Las bolas de musgo requieren muy pocos cuidados, aman la sombra, sirven de alimento para los camarones y también son perfectas para nano acuarios. Como ventaja adicional, se limpian con toda facilidad enjuagándolas bajo un chorro de agua. Tenga precaución de no utilizar agua caliente, porque no agrada en absoluto a estas algas robustas.
Planta espada del Amazonas (Echinodorus bleheri)
La espada del Amazonas es una bella planta solitaria que se comercializa con varios nombres científicos. Como crece hasta los 60 cm, ha sido una de las plantas de acuario más populares durante muchos años. Es muy adaptable y admite todas las condiciones de luminosidad y calidades del agua posibles. Para dar vigor a sus plantas, fertilice con cuidado las raíces con pastillas de fertilizante.
Otras plantas espada (Echinodorus spec.)

Existen varias especies naturales de plantas espada pero también numerosas variedades cultivadas, que darán una apariencia magnífica a su acuario no solo por su forma sino también por el tono rojizo de sus hojas. Solicite asesoramiento en su establecimiento especializado, ya que varias Echinodorus presentan requerimientos específicos con respecto a tamaño del acuario, calidad del agua, luminosidad, etc.

Aponogeton arrugado (Aponogeton crispus)

Como crecen hasta alturas de 50 cm, el Aponogeton arrugado y otras especies de Aponogeton son perfectas como decoración de fondo. Sus hojas delgadas y largas con bordes arrugados se reconocen en muchos acuarios. No obstante, tenga en cuenta que estas plantas necesitan abundante luz y muchos nutrientes para crecer. Las masas de agua en India, su país de origen, se secan con regularidad. Por este motivo, las plantas atraviesan periodos de latencia, durante los cuales se retraen en sus tubérculos y pueden almacenarse a temperatura ambiente en arena húmeda durante uno o dos meses.

Helecho de Java (Microsorium pteropus)

El helecho de Java es una planta de acuario muy común puesto que se puede encontrar en numerosas formas cultivadas. Se trata de una epifita típica, que los distribuidores venden a menudo sobre una piedra o un pedazo de madera para acuario. El helecho de Java no plantea exigencias concretas en cuanto a composición química y temperatura del agua y es lo bastante robusto como para vivir seguro en muchos acuarios de cíclidos. 

LBLAUTHOR: Tetra GmbH
LBLCREATEDAT: 27.02.2017