Enfermedades más comunes de los peces
Parásitos en las membranas mucosas y las branquias
Síntomas: A veces, los parásitos de las membranas mucosas y las branquias pueden infectar a los peces de acuario sin que nos demos cuenta. Esto es así porque las infecciones leves suelen ser asintomáticas y la mayoría de patógenos son microscópicos. Los síntomas solo se manifiestan en casos graves y lamentablemente son inespecíficos con bastante frecuencia. Entre ellos destacan las membranas mucosas apagadas, frotarse con los objetos y una respiración pesada poco natural.

Causas: Los parásitos de las membranas mucosas y las branquias más conocidos son protozoos del tipo Costia, Trichodina, Chilodonella, así como Ichthyophthirius y Oodinium (estos dos últimos se describen a continuación). Los metazoos incluyen gusanos de la piel y las branquias pertenecientes a los géneros Gyrodactylus y Dactylogyrus.

Medidas correctivas: Encontrará medicamentos adecuados en tiendas de animales de compañía. Recuerde que los peces bien cuidados tienen un sistema inmunológico sano y en consecuencia pueden mantener a raya a los patógenos por sí solos.
Enfermedad de los puntos blancos
Síntomas: Los peces tienen puntos blancos del tamaño de un alfiler en la piel y las aletas. Es posible que parte de sus membranas mucosas se estén desprendiendo. Se frotan contra los objetos y respiran con dificultad. Recuerde que los puntos blancos aparecen en el curso de la infección. Tenga presente además la "Ichthyo" (enfermedad de los puntos blancos) cuando se manifiesten los primeros síntomas inespecíficos e inicie el tratamiento lo antes posible.

Causas: Los síntomas se deben a un parásito unicelular de la piel llamado Ichthyophthirius, que suele introducirse cuando se incorporan nuevos peces al acuario. La "Ichthyo" infecta prácticamente a todos los peces, sin excepciones, y también se agrava con mucha rapidez.

Medidas correctivas: Realice un cambio de agua parcial sin demora y compre inmediatamente un medicamento adecuado en una tienda especializada para tratar la infección. No olvide seguir al pie de la letra las instrucciones de dosificación exacta y tratamiento especificadas en el producto. En muchos casos se requieren varios ciclos de tratamiento consecutivos.
Podredumbre de aletas y columnariosis
Síntomas: Las aletas de los peces infectados parecen desflecadas y sus bordes presentan un tono blanquecino. Muchos peces también presentan heridas abiertas, sobre todo en la base de las aletas. Puede haber opacidad de las mucosas y los ojos.  En casos de columnariosis, la boca de los peces está cubierta por formaciones blanquecinas algodonosas y presenta tejido dañado.

Causas: Estas infecciones son causadas por bacterias. Sin embargo, a menudo indican que algo va mal, pues predominantemente afectan a peces con un sistema inmunológico debilitado, infestados de parásitos, con unas malas condiciones de vida o sometidos a mucho estrés.

Medidas correctivas: Además de la medicación idónea, resulta esencial tomar medidas para mejorar las condiciones ambientales, reducir el estrés y favorecer la buena salud de los peces. Por ejemplo, realizar un cambio de agua parcial, limpiar el sustrato, mejorar la calidad del agua en general, garantizar una alimentación que favorezca el buen estado físico de los peces y verificar la población (evitando el exceso de habitantes en el acuario, teniendo en cuenta la compatibilidad social). Podrá adquirir medicinas en establecimientos especializados, cuyas instrucciones deberá cumplir rigurosamente. Nunca utilice antibióticos a menos que los recete un veterinario.
Infecciones fúngicas
Síntomas: Formaciones algodonosas visibles en la piel y las aletas. Suelen aparecer a continuación en el contorno de las heridas o en zonas inflamadas.

Causas: Las infecciones fúngicas son desencadenadas por esporas de hongos, p.ej. del género Saprolegnia, que siempre están presentes en el agua. Afectan en especial a peces con un sistema inmunológico debilitado y peces con heridas o con las mucosas dañadas.

Medidas correctivas: Las infecciones fúngicas se pueden tratar con fármacos disponibles en establecimientos especializados. No obstante, cabe señalar que se trata de infecciones secundarias y que por lo tanto es necesario identificar y tratar la causa principal. Esto supone que deberá mejorar las condiciones de vida, por ejemplo la calidad del agua, y no olvide que sus peces también podrían padecer una infección parasitaria o bacteriana.

Compruebe asimismo la población de peces: verifique si se llevan bien entre sí y observe cómo reaccionan a las medidas para mejorar su estado físico (p.ej. alimentación). Además, deberá determinar la causa del problema.  ¿Los parámetros del agua son correctos? ¿La temperatura es adecuada para las especies de peces? ¿Podrían estar heridos los peces?
Tuberculosis
Síntomas: Vientre hundido o hinchado. Puede que desarrollen proptosis y que partes de sus aletas estén recortadas o deformadas. Su piel está pálida o inflamada. En muchos casos, las escamas quedan pegadas o incluso se caen. Los peces parecen apáticos y se aíslan. Tome nota: en las fases iniciales de la enfermedad, es posible que los peces parezcan en forma, pues los patógenos se propagan al principio por los órganos internos.

Causas: La tuberculosis en peces es causada por bacterias del género Mycobacterium, que están presentes de manera natural en el tanque y afectan sobre todo a peces estresados, mayores o con las defensas debilitadas. La tuberculosis puede tener una evolución lenta o muy rápida e incluso quedar latente, pero siempre es infecciosa.

Medidas correctivas: Los peces bien cuidados y con unas condiciones ambientales propicias no suelen caer enfermos. Aunque la tuberculosis no se trata con medicamentos, sí es posible detener su avance. Resulta esencial mejorar las condiciones de vida. Garantice unos parámetros del agua adecuados, lleve a cabo cambios de agua parciales con regularidad y alimente a los peces con productos de alta calidad. Revise la cantidad de animales en el acuario. Recuerde que en casos extremadamente raros, las micobacterias pueden infectar heridas abiertas en humanos y provocar una alteración cutánea inofensiva, local y tratable. Por motivos de higiene, si tiene alguna herida en las manos, póngase siempre guantes cuando las meta en el acuario.
"Enfermedad de los agujeros en la cabeza"
Síntomas: Se forman cavidades sobre todo en la cabeza de los peces, pequeñas al principio, aunque luego van aumentando de tamaño.  En muchos casos se aprecia una capa blanquecina con puntos como espinillas.  Parece que a los peces les hayan "roído" la cabeza.

Causas: Se desconoce la causa exacta de la "enfermedad de los agujeros en la cabeza", aunque se piensa que un grupo de parásitos unicelulares intestinales, los Hexamita, son los responsables al menos en parte.  Bacterias o posiblemente una carencia de minerales o nutrientes. Unos parámetros del agua inadecuados o una alimentación incorrecta desempeñan una función clave en el desarrollo de la enfermedad.

Medidas correctivas: Los peces afectados deben recibir una dieta tan variada y rica en nutrientes como sea posible (utilice solo alimentos de primeras marcas). Procure garantizar un entorno propicio sin tensiones y unos parámetros del agua idóneos. Para los cíclidos en particular, el estrés social producido al combinar especies de peces incompatibles suele provocar la enfermedad. Los parásitos unicelulares intestinales se tratan con medicamentos adecuados a la venta en tiendas de animales.
Enfermedad del terciopelo
Síntomas: Los peces afectados por esta enfermedad tienen aspecto de estar cubiertos por polvo dorado o azúcar glaseado. Aparece una capa aterciopelada de color amarillo grisáceo en las aletas y las branquias, que luego se extiende por todo el cuerpo. Los peces generan abundantes secreciones mucosas, respiran pesadamente, se frotan con objetos y contraen las aletas. A menudo rechazan el alimento.

Causas: Esta enfermedad es causada por dinoflagelados del antiguo género Oodinium (ahora denominado Piscinoodinium), que llegan al tanque tras la introducción de peces nuevos.

Medidas correctivas: Puede adquirir fármacos eficaces en establecimientos especializados, cuyas instrucciones deberá seguir estrictamente, sobre todo respecto a duración del tratamiento.
Intoxicación por amoniaco o nitrito
Síntomas: Los peces tienen verdaderas dificultades para respirar y pueden boquear en la superficie del agua. A menudo muestran apatía o natación irregular. Están pálidos y ansiosos.

Causas: Las dolencias no siempre se deben a patógenos o parásitos; a veces los peces presentan síntomas de intoxicación debida a cantidades excesivas de amoniaco o nitrito en el agua.

Medidas correctivas: Por regla general, es preciso controlar de cerca las condiciones de vida: ¿La densidad poblacional es demasiado alta? ¿Se realizó un "acondicionamiento" biológico adecuado del acuario? ¿Se ha alimentado a los peces en exceso? ¿Hay peces muertos que aún no se han encontrado?  ¿Se han administrado recientemente medicamentos que puedan haber destruido la filtración biológica?

Compruebe los valores de amoniaco y nitrito en el acuario. Si son elevados, realice un cambio parcial de agua inmediatamente. Unos valores altos de amoniaco y nitrito son siempre indicio de que la filtración biológica está alterada o es inadecuada. No olvide limpiar el filtro correctamente para no dañar las bacterias filtrantes esenciales. Se recomiendan iniciadores de bacterias, tanto en este caso como durante el proceso de "acondicionamiento" del acuario.

Tetra Medica GeneralTonic

Tetra Medica GeneralTonic es un medicamento de amplio espectro que combate las enfermedades más comunes de los peces.

Tetra Medica ContraIck

Tetra Medica ContraIck es un medicamento muy efectivo contra la enfermedad de los puntos blancos y parásitos de la piel y las agallas.

LBLAUTHOR: Tetra GmbH
LBLCREATEDAT: 04.04.2017